Energía liberada.

Esta entrada está escrita desde un conglomerado de emociones vividas este fin de semana en Bilbao. He tenido la oportunidad de, junto a las compañeras de Asturias Cande y Alba, realizar la formación inicial de Creando Futuro con Kiribil Sarea que supone la actividad de impulso inicial para el desarrollo del proyecto en varios territorios de Bizcaya. Ya de por si esta situación me ha llenado el cuerpo de recuerdos y situaciones vividas durante estos últimos 9 años (¡¡el año que viene cumplimos 10!!), pues es inevitable rememorar personas y gentes que han estado impulsando lo que hoy es la Red de Educación para la Participación “Creando Futuro”, frente a quienes desde una enorme gratitud, han conectado con la ilusión, motivación, ganas, métodos y propuestas para la participación juvenil; un grupo de gente con quienes nos hemos sentido como en casa.

Y es que no soy de Rekalde, ni de Bilbao, pero un poco del Casco Viejo la verdad que si. Como en casa, así es como me he sentido este fin de semana, compartiendo sueños, charlas, confidencias, risas y complicidades. Quiero quedarme con todo ello y espero tener vivo ese recuerdo. Pero también debo mencionar la rabia, indignación, pena al presenciar de primera mano todo lo sucedido con el desalojo de Kukutxa III.

El pasado mes de Julio coincidí con dos de las personas integrantes de su asamblea que iban a conocer a la gente de 9Barris, tuvimos la oportunidad de escuchar sus proyectos e iniciativas, pero también el interés que les despertaba el resto de experiencias, como prueba de ello esa visita que coincidió con la mía y donde el tema era como el chiste…un andaluz, un vasco y un catalán. El caso es que Kukutxa es un referente, un espacio que por si solo implica muchos valores y un territorio de confluencias. Por eso, lo que ha pasado este fin de semana ha sido indignante, por muchos motivos, pero hay dos que para mi, desde la distancia del trabajo cotidiano, me resultan especialmente reseñables (cada cual cuenta su propia historia).

En primer lugar, la desproporción de la actuación policial es del todo inadmisible. Yo no entro en el relato, pues hay mucha info en la red, pero si quiero hacer una reflexión sobre las consecuencias sobre una generación muy joven que creímos nunca viviría episodios de carreras y estado de sitio como el creado el viernes a la noche. Cuando entra la lógica de la represión-anti represión, es complejo mantener una actitud serena. Pero es que hay quien se quedó con el humo final, como bien apunta Asier, sin tener en cuenta todo lo anterior. Javi hace una relatoría de tres días muy interesantes con aportes que merecen la pena. Pero me asaltan muchas preguntas, algunas formuladas en voz alta con Miner, Josu, María e Inma con quienes he podido compartir todos estos momentos ¿Qué sensaciones se llevan la gente joven solidaria con Kukutxa? ¿Quién y porqué sembrar semillas de violencia en quienes pueden ser parte de nuestras personas destinatarias en los proyectos de educación para la participación? ¿Se realizaría el mismo despliegue en un desalojo en otras partes del Estado? ¿Quiénes quieren aprovechar el humo? ¿A quiénes beneficia?

En segundo lugar, estoy convencido de que los medios de comunicación tradicionales (para mi son quienes hacen contra-información) juegan un papel clave para construir todo un imaginario contrario a las luchas colectivas. Es alucinante la falta de información y desconocimiento sobre lo que estaba pasando, fuera de las redes sociales y colectivos afines, lo que provoca la percepción de acción sectaria y respuesta violenta de los mismos de siempre.

Pero yo estuve allí, en el lugar y momento adecuados; a las 17:00 horas del pasado viernes, cuando la grúa hacía su trabajo, nosotras íbamos por la sesión de educación del “Creando en Vivo”, de forma que toda la energía creativa de Kukutxa III se liberó de forma que ahora, de manera indisoluble la llevamos impregnada; cada mota de polvo se nos ha incrustado y cuando hagamos cada actividad, con cada grupo, en cada proyecto nos acompañará. Somos inmunes a las cargas y pelotas de goma, a las encerronas y sonidos de sirenas; el humo de los contenedores no se impregnan en nosotras, solo la energía liberada de algo que es imposible destruir y que no entiende de propiedad privada. Construyamos prácticas de aprendizaje en la autonomía con la energía liberada.

About these ads

9 Respuestas a “Energía liberada.

  1. “…toda la energía creativa de Kukutxa III se liberó de forma que ahora, de manera indisoluble la llevamos impregnada; cada mota de polvo se nos ha incrustado y cuando hagamos cada actividad, con cada grupo, en cada proyecto nos acompañará…”
    “…solo la energía liberada de algo que es imposible destruir y que no entiende de propiedad privada…”
    Si. Esta es la emoción. Y pasaba yo de camino a la concentración disuelta y vi que en Bolunta había formación de Kiribil. Si hubiera sabido que andabas por allí os hubiera buscado para liberar energia. En ese momento aun estaba aprisionada apunto de estallar. Un abrazo

  2. Muchas gracias Antonio por tus palabras, me ha gustado mucho!

    un besazo enorme!!

  3. Antonio, qué gusto escucharte (leerte en este caso) otra vez.
    De un día de choque frontal y bestial con esa realidad que tenemos y que a veces no queremos ver, he conseguido como dices NO impregnarme de las cargas y pelotas de goma, ni de sonidos de sirena, ni de humo de los contenedores… Y esto ha sido posible a una vacuna “mágica” que nos inyectasteis durante el viernes y sábado y que a mi personalmente me da fuerza para seguir creyendo que otra realidad es posible.
    Mila esker.
    INMA

  4. Hermano,
    Cuanto me hubiese gustado estar alli con vosotras, compartir la energía creativa que destruyen porque la gente pensando y creando les da miedo. Siento ya como nos impregna la energía irradiada, que nos hace sentir como la pócima que tomaban los irreductibles galos.

    Nos encontraremos pronto. Un abrazo.
    i

  5. Muchas gracias Antonio. Un abrazo, solo tristeza

  6. Un abrazo grande y muchas gracias por tus palabras que siempre me conmueven.

  7. Pingback: Liberando energia para construir el futuro

  8. “Debemos aprovechar, no sólo esa energía liberada al derribar el edificio o el proyecto, sino todo el saber hacer que tenemos acumulado, experimentado y sobre todo vivido en el ámbito de la Educación No Formal con un único objetivo, claro y firme: prevenir el uso de la violencia como única salida a la resolución de conflictos”.
    Me he permitido usar de punto de partida tu reflexión para escribir un post en http://www.procesodepaz.org
    Una pena no coincidir el pasado fin de semana,…
    Un abrazo y a seguir liberando energía y conectando, ilusionando y creando!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s