El apoyo que nos ayuda a crecer.

Esta semana ha sido muy intensa, tanto en trabajo como en encuentros y emociones. Asturias se ha convertido en un lugar donde recargar pilas; las personales y las metodológicas.

En el curso sobre gestión y dinamización de grupos de voluntariado, unas 38 personas de diferentes organizaciones sociales, nos dimos cita para abordar algunas claves de la participación grupal y el trabajo en equipo. De nuevo, reflexionamos sobre los aspectos diferenciadores de la práctica social protagonizada desde el tercer sector respecto a la administración. En este espacio salieron a relucir dos elementos que bajo mi punto de vista deberían ser abordados en el actual momento de las organizaciones sociales.

Por un lado la situación de precariedad en la que viven la mayoría de las personas profesionales, que desde el tercer sector desarrollan tareas vinculadas a programas conveniados con la administración. En este caso la pregunta fue…¿Qué diferencia nuestras prácticas y programas respecto a las de las administraciones públicas? ¿Cuál es nuestro valor añadido? Las respuestas, una ves más, estuvieron en la órbita de la participación y los valores asociados a la misión de las diversas entidades.

El segundo aspecto tiene que ver con las relaciones entre voluntariado y profesionales, sus relaciones a veces confusas y otras conflictivas. Seguimos ansiando estabilidad profesional sin que existan condiciones para ello, queremos que las condiciones de trabajo sean mejores cuando no existen garantías de que los programas mantengan sus fuentes de financiación más allá de la siguiente subvención. Por otro lado, las personas profesionales son vistas como “de paso” por quienes llevan el peso del trabajo voluntario. Aquí la pregunta es otra ¿Qué podemos hacer las personas que realizan tareas no remuneradas en las organizaciones, que si no las hiciéramos nosotras, nadie las podría realizar?

Coherencia, misión, estrategia, trabajo en equipo…fueron términos que aparecieron durante los dos días de trabajo.

Después me tocó participar en la formación del proyecto Creando Futuro en Asturias, que inaugura una nueva etapa, llena de retos y nuevas formas de articulación y extensión de la iniciativa. Ha sido un chute de energía y emoción, pues junto a profesionales de los Centros de Voluntariado, personas vinculadas a algún municipio, aparecen los compañeros de Nenedam de Tenerife, las gentes de la Asociación Juvenil Llanera Joven y la Asociación La Xunta de Avilés, con una importante presencia de quienes fueron participantes de la primera edición de Creando Futuro, hoy convertidas en dinamizadoras.

Muchos han sido los aprendizajes que hemos podido compartir, las experiencias que se han puesto en marcha y que ha supuesto una forma clara de incorporación de habilidades para la participación desde y para la autonomía de los grupos. También se ha puesto de manifiesto la debilidad organizativa del proyecto para asumir la extensión del mismo y de esta forma, nos llevamos una agenda llena de nuevos retos que abordar, pero sobre todo, la certeza de formar parte de una tendencia, de un grupo de gente que considera la participación un elemento indispensable para la transformación social.

Ha sido muy emotivo comprobar el nivel de apropiación de las claves del proyecto por aquellas personas que sólo hace tres años se arriesgaban a la aventura de Creando Futuro. Es muy emocionante comprobar como personas que han participado en el proyecto en sus distintas fases, tienen un nivel de apropiación real de las metodologías participativas, desde la práctica, desde la acción, desde lo vivido. Me preguntan si me imaginaba el impacto que iba a tener el proyecto cuando nació y la respuesta es sencilla. Tanta gente, en tantos sitios y con ese nivel de compromiso y capacidad, esa alegría y motivación es difícil de imaginar.

Ha sido muy emocionante volver al Occidente de Asturias y encontrarme con gente amiga, con la “manada”. Siento como algo propio los prados verdes, los acantilados y las gentes con las que allí me encuentro. Espero que los parques eólicos no confundan mi destino la próxima vez que vuelva. Porque tengo la certeza de que volveré. Es como volver a casa. Tampoco eso lo pude imaginar cuando conocía a Elena, Fau, Laura, Azucena y Maytté.

CONTEU…EL APOYO QUE NOS AYUDA A CRECER.

Anuncios

2 Respuestas a “El apoyo que nos ayuda a crecer.

  1. Antonio eres un “CRAC”, despues de cinco dias sin parar y lo primero que haces es dejarnos tus expresiones, emociones y encanto. Es un placer escucharte y reflesionar contigo, eres un gusto… Besos desde Asturias

  2. Pingback: 2009 « Puerta de atrás. Backstage.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s