Carta abierta a Jesús.

Querido Jesús:

Ayer parece que la selección consiguió una enorme victoria, tú la viste y viviste desde el banquillo. Es hoy cuando te mando estas letras, para que desde Sudáfrica puedas conocer lo que muchas personas entendemos desde tu tierra.

Tu victoria es estar allí; los resultados, los minutos jugados, tu contribución para quienes te hemos visto desde años es incuestionable. Los debates malintencionados los escuchamos con una media sonrisa. No vienes del lugar adecuado. Tus amigos, Marchena y Sergio, fueron respetados cuando cambiaron de aires y con ellos compartes selección hoy. Tú lo haces desde Los Palacios, desde el Sevilla FC. La prensa y alguna gente que sólo ve la realidad desde la polarización de las capitales españolas no entienden ni entenderán de lo que se trata, es normal, no te han visto crecer. No han sentido que cuando te llega el balón algo pasa, no han vivido tus jugadas, tu estilo cada partido, tu trabajo para hacerte con un sitio en nuestro equipo. No te hace falta defensa por parte de nadie, porque nunca has atacado a nadie, ese es tu estilo: humildad, trabajo y genialidad.

Recuerdo que ni tu debut fue fácil, algún compañero (¿?) decía que se presionaba para tu presencia desde nuestro club; tampoco es fácil tu estancia con la selección, pero tu contribución está fuera de toda duda. Tu victoria Jesús, es seguir con el semblante sereno, la sonrisa de complicidad con tu gente, la certeza de que todos los obstáculos se pueden vencer para crecer como persona, como jugador, como parte importantísima de la historia emocional de los que sentimos sevillista.

Disfruta Jesús, vive intensamente esos momentos, guarda en tu retina que ya has conseguido la victoria, aquella que mucha gente sólo entendería si conociera los campos de albero, los desplazamientos en autobús, los vestuarios de agua fría, las botas gastadas, los balones descascarillados, la brisa de la carretera de Utrera, el cemento del Ramón Sánchez Pizjuán, tu centro (quién si no) la noche del Shalke, los títulos; las derrotas, los ataques de la prensa injustificados, la pérdida de un compañero, el recuerdo de los que no están, pero también las calles de Sevilla en Rojo y Blanco, los cánticos de los Biris, la emoción de dedicarle a Antonio su lugar entre nosotros, las bufandas al viento, el himno del centenario cantado a pulmón, la emoción a flor de piel y tantas cosas más.

Jesús. Espero y esperamos que sigas disfrutando, que descanses y que vuelvas entre nosotros un año más. Tu gente te estaremos esperando para cubrir con nuestros corazones cuando la magia recorra la banda derecha.

Anuncios

Una respuesta a “Carta abierta a Jesús.

  1. Qué fuerte!!!
    Eso es afición!!!
    Aupa Sevilla!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s