Refrescante espacio de relación. Tinto de Verano.

La semana pasada tuvimos la oportunidad Fer Domínguez y yo de participar en el Tinto de Verano en Ruesta. Teniendo en cuenta que nuestra llegada se produjo acompañada de una impresionante tormenta, que la carretera se hacía más angosta donde los vapores daban al camino una impresión espectral y que por la noche no dejó de llover (dormimos en el albergue, pero la zona de acampada era un número), podemos calificar de “refrescante” este espacio. Pero no sólo por la climatología inicial.

El día siguiente fue soleado y nos permitió abrirnos al paraje tan alucinante en donde está enclavada Ruesta. También a las diferentes personas que asistieron a este espacio de formación, relacionadas con la agroecología, las luchas sociales contra la exclusión –Baladre– y la CGT. Y al recuerdo de nuestro amigo Eladio también.

Desarrollamos un taller sobre participación, intentando que fuese dinámico pero que pudiera también arrancar reflexiones y algunas que otras claves. Desarrollamos la dinámica de “movilización analógica” y parece que los niveles de satisfacción eran altos entre las personas participantes, aunque uno siempre se queda con la incógnita de si podría haber funcionado mejor tal o cual cosa.  Por la tarde talleres autogestionados y por la noche baile y música medieval. Una pena que nos tuviéramos que volver al día siguiente con un sol que nos hacía más difícil la partida.

Un espacio refrescante. En él se da cita gente con capacidad e intención de refrescar las ideas, las prácticas, de mezclarse y plantearse cosas, gente inquieta, alejada de los dogmas y cercana en los vínculos y relaciones entre ellas. Nos sentimos en casa, yo me sentí en casa, con mi gente, también con mi propia historia. Paloma me presenta a Antonio, del grupo de jóvenes de  CGT y no puedo más que emocionarme y darles mi total apoyo. Ojalá cuadremos fechas para coincidir en un próximo encuentro de jóvenes cegetistas.

Por un momento llegaron a mi memoria las reuniones en el local de Divina Pastora, las escaleras a la primera planta, los debates, las lecturas, las noches discutiendo con amigos y amigas, la okupación de cruz verde…y pienso que toda y cada una de las cosas que hice tuvieron sentido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s