¿Se puede de otra manera?

Ayer llegué de impartir un curso en Valencia, con la gente de la “Xarxa Joves“. De verdad han sido y son una referencia en políticas de juventud, en la capacidad de generar un espacio de apoyo mutuo entre diversos municipios. Y están en plena forma.

Una de las cosas que me rondaban la cabeza, era el efecto cuestionador de las prácticas cotidianas de muchas personas técnicas. Estamos intentando descubrir formas y propuestas metodológicas que, desde la práctica, ayuden a generar procesos de participación autónoma de la gente joven (y del resto de población). Cuando tratamos de compartir algunas ideas fuerza, el efecto inmediato es el abismo, la incertidumbre, la falta de respuestas en las que estamos operando día a día. Todo cambia cuando rescatamos algunas experiencias y acciones concretas que ejemplifican una vía de salida, desde las condiciones y posibilidades de cada contexto. Y tengo la sensación de que funciona. Conocer, conocerse, compartir, cuestionarse, acercarse al precipicio, mirar hacia abajo, sentir vértigo, levantar la vista, construir colectivamente puentes que alivien la situación…eso son los pasos por los que pasan algunas personas en nuestras propuestas formativas. ¿Servirá?

Pero lo más importante lo hablaba anoche con mi amigo Javier Chávez en el acto contra la violencia de género en Coria del Río. ¿Es posible trabajar y funcionar de forma diferente a la de la Xarxajoves? ¿Es posible hoy que cada servicio ó área de juventud sólo piense en sí misma? ¿Es posible funcionar sin el apoyo mutuo y contacto con otros municipios? ¿ Es posible hacer frente a los retos y recortes cada cual por su lado? Y después de estar en Valencia…me parece algo tan natural…¿Cómo es posible no contagiarse?

Al final nos enredaremos con ellos y ellas. Seguro.

3 Respuestas a “¿Se puede de otra manera?

  1. lasonrisadeloscipreses

    Contagiar, contaminarse y compartir es el vocabulario en común que debemos cultivar y practicar, ha sido grande conocerte y reconocerte.

    La suerte que tenemos, es que no solo nos encontraremos en los bares, sino en la acción del día a día…buscando, trabajando y construyendo un mundo mejor, aunque sea difícil, pero para eso nos apoyamos y nos reforzamos, para que nuestra fuerza sea la fuerza de la razón, y tengamos siempre un sonrisa para vencer las dificultades.

    Salut compañero. Leo

  2. Qué bello “precipicio” el que nos enseñaste. Qué vertigo más bello.
    !Gracias Antonio!
    Del “navero”
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s