Entre bastidores.

Esta entrada en el 2011 me está siendo extraña. Tengo la permanente sensación de cambio, de evolución pero también de que no entiendo muy bien las coordenadas del giro que se está produciendo en lo que me rodea. Parece que la capacidad de afrontar la incertidumbre es uno de los nuevos aprendizajes, tanto en lo personal como en el desarrollo de los procesos colectivos. Por ello, he iniciado este año entre bastidores. Sin estar en el escenario ejecutando mi personaje, sin salir aquí a la puerta de atrás.

Entre bastidores se observa. Sobre todo se escucha a las demás personas. Es mi propósito para este año, una tarea que me gustaría realizar más y mejor. Creo que escuchar a las demás es un buen ejercicio para escucharnos, escucharnos nos hace estar en una mejor posición para escuchar a las demás. Digo esto justo antes de cruzar la península para volver a saltar al escenario. Tengo nueva formación de Creando Futuro en Asturias. Esto merece una entrada específica. Digo todo esto, porque me gustaría gustar a Mario Benedetti. Hoy me encontré este texto y aquí me tienes…en la puerta de atrás, en el “backstage” camino al escenario. Larga vida al rock and roll.

Primero que todo

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.

Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones, la gente que no deja las soluciones al azar.

Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma, pero que no pierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente; a éstos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados. Con gente como esa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente a mi lado me doy por bien retribuido.

Mario Benedetti

Una respuesta a “Entre bastidores.

  1. También quiero gustarle a Mario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s