Cambiar para no estar en soledad.

Ayer finalicé un curso de Comunicación Asociativa en Alcalá de Guadaíra, con asociaciones vecinales de esta localidad sevillana, en un clima muy agradable de relación y de creatividad. La verdad es que todo salió genial, pero sin embargo, hubo una persona que realizó una devolución que me llegó. Decía que del curso, lo que podía sacar de verdad, era que las asociaciones vecinales como las demás, deben cambiar, deben estar pensándose hacia donde caminar y sobre todo que eso se debe hacer de forma participada. Pensé que pocas veces se consigue ese nivel de discurso en las acciones formativas.

Hoy me manda Salvador del Centro Vecinal del Pumarejo, la noticia del desalojo de Zaragoza. En la noticia aparecen representantes del movimiento vecinal y pensé en el discurso de ayer. Estoy convencido que la gente joven de ese Centro Social nunca olvidará el apoyo vecinal, para el movimiento vecinal es una oportunidad de tener voz sobre temas de fondo. Cambiar pero hacerlo de forma colectiva; igual es hacer menos cosas pero con más gente, con más sentido, con menos soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s