Sacos rotos.

No es fácil desarrollar procesos participativos, pero menos desde territorios muy amplios, desde entornos urbanos donde las relaciones humanas son débiles. El caso es que estos días atrás, me hacen llegar desde la Concejalía de Participación Ciudadana de Las Palmas de Gran Canaria, la memoria de lo acontecido en los últimos años y donde he tenido la oportunidad de aprender, colaborar y tomar parte en un intento por generar espacios de convivencia y transformación de la realidad.

Ya en otras ocasiones he hecho referencia a mi experiencia allí, como he podido insertarme dentro de un entusiasta equipo que me hizo sentir parte de un proyecto colectivo, basado no sólo en métodos y procedimientos (indispensables) sino de una forma de relación entre las personas como base para generar proyectos colectivos (imprescindible).

Ahora son momentos de pausas en las corporaciones locales. Muchas personas están pensando en qué pasará después de la cita electoral y mientras tanto, en la sociedad civil, en los colectivos, en los barrios y pueblos la vida sigue sin interrupciones. Esto es algo que se debería mirar: que las citas electorales paralicen tanto como la falta de presupuesto. El modelo municipal es, bajo mi punto de vista, una de las reformas urgentes. Tratar de construir un municipalismo ciudadano es tarea clara en estos momentos.

Hay quien tiene inquietud en que experiencias como la que he vivido en Las Palmas caigan en sacos rotos. No se lo que pasará en el futuro cercano, pero todo el trabajo acumulado, la energía que ha provocado, la experiencia vivida por tantas personas como yo que hemos jugado algún papel en ello es algo que nos acompañará siempre, desde el deseo de su continuidad, esa condición tan necesaria para construir ciudadanía. Sacos rotos ¿Cuántas iniciativas hemos puesto en marcha que se han visto truncadas por decisiones arbitrarias y sin argumentos? He vivido algunas. Ninguna cayó en sacos rotos, no culminaron o tuvieron las condiciones necesarias para exprimir todo su potencial, pero nunca cayó en ningún saco. Las llevamos con nosotras en nuestro caminar.

Anuncios

3 Respuestas a “Sacos rotos.

  1. Gloria Cavanna Trugeda

    Aunque es cierto que “Las citas electorales paralicen tanto como la falta de presupuestos”, son necesarias .
    “El modelo municipal es, bajo mi punto de vista, una de las reformas urgentes. Tratar de construir un municipalismo ciudadano es tarea clara en estos momentos.”
    Me parece que la tarea a la que nos retas , “sobre la construcción de un municipalismo ciudadano”, es una de las claves para una ciudadanía adulta, informada y participativa.Y es elemental la relación, entre vecin@s, colectivos, asociaciones, empezando claro está por núcleos concéntricos, que se vayan extendiendo, y como el agua en dónde se desarrollan, no pueden encerrarse en sacos, aunque sean “nuevos”, se desparraman, fertilizan y cómo también dices en tu reseña :
    “¿Cuántas iniciativas hemos puesto en marcha que se han visto truncadas por decisiones arbitrarias y sin argumentos? He vivido algunas. Ninguna cayó en sacos rotos, no culminaron o tuvieron las condiciones necesarias para exprimir todo su potencial, pero nunca cayó en ningún saco. Las llevamos con nosotras en nuestro caminar.”
    Gracias por estar en la brecha, empujando, animando….Gloria

    • Muchas gracias por tus comentarios. Tendremos que ir construyendo las iniciativas, desde el presente y desde lo que ya tenemos, que vayan superando formas de gestión de espaldas a la ciudadanía. Un abrazo.

  2. Pingback: Sacos rotos. « Planeta de información asociativa RAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s