Espero…como un grito.

Espero que dejen de decir que la gente no se mueve y después caigan las porras sobre las espaldas; que digan que la gente joven pasa de todo, son “ninis” y después se rasguen las vestiduras porque salen a la calle; espero que se supere la doble moral de considerar maravillosos los escritos como “indignaos” pero se censure la acción consecuente; espero que los medios de comunicación tradicionales se salten los dictados de sus consejos de administración, porque hay profesionales que se lo curran; espero que dejen de decir cómo articular la protesta quienes no han movido un dedo para ponerla en marcha; espero que cada día más gente se sume a estas u otras formas de expresión del desencanto, aunque quieran que escuches sus mítines y vayas a votar el domingo; espero que el 15M quede grabado en nuestra memoria como otras fechas de celebración de la ciudadanía movilizada, frente a la desmemoria de quienes nunca creyeron en la acción colectiva; espero que la indignación me mantenga alerta frente a quienes intentan seducirme para delegar mi responsabilidad como persona mediante el voto; espero que no miren hacia otro lado las organizaciones sociales transformadoras ante este grito contra los pactos y las mentiras, aunque haya muchas subvenciones a cambio de de que nada cambie; espero que las generaciones nos juntemos en situaciones de toma del espacio público de visibilidad de la disidencia, aunque metan a infiltrados en las movilizaciones para provocar violencia; espero que la violencia cotidiana del paro, la exclusión y la injusticia, deje paso a formas de reparto de la riqueza; espero que la ética esté por encima de las cuentas corrientes; espero que la quiebra del modelo de capitalismo financiero, apoyado por gobiernos y fuerzas sociales que tienen más que perder que ganar, no siga dejando e en la cuneta a tantas personas en el mundo; espero que quien daba recetas neoliberales, sacando sus tijeras para recortar derechos sociales, se las deje olvidadas en algún cajón; espero que las viejas consignas coreadas por personas nuevas, de convocatorias nuevas, con rabia nueva, destierre de una vez la desesperanza…espero…como un grito que haya mucha gente dentro de unos minutos en la Puerta del Sol y en las plazas de todas las ciudades dando ejemplo. Espero…en las redes sociales, en la calle.

2 Respuestas a “Espero…como un grito.

  1. César González

    muy bueno Antonio.
    somos personas libres, con un sueño seguir siendo personas.

  2. Muchas gracias hermano, seguiremos soñando en común, seguiremos haciendo las cosas del modo y manera que la autonomía esté por encima de la delegación, seguiremos luchando contra la desesperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s