Reflejos de colores.

Esta es una entrada muy apresurada, porque parte de la necesidad de rebotar los reflejos que me llegan en estos días, en estos momentos donde la incertidumbre toma rasgos de esperanza. Comentaba ayer que el movimiento DRY no entiende de éxitos o fracasos, todavía hay quienes quieren mirar con unas gafas con graduación de hace 30 años. Allá ellos, allá ellas. La cuestión es que se meten en mi retina cosas a quienes pongo espejo…con refejos de colores, de muchos colores.

– La clase política. Si no hubiera tenido el eco esperado en los medios, si no estuviéramos en campaña electoral, harían los que algunos hicieron el domingo, el lunes también. Ignorar y ningunear la llamada de atención ciudadana, como siempre. Ahora todos se apuntan y todas las opciones quieren sumarse de forma tangencial, en parte, por pura imagen. Las declaraciones son patéticas, porque no se sienten aludidos como sector. Que se comprometan a introducir los mecanismos de democracia participativa, de lo contrario les pedimos moderación, para no alterarnos y mosquearnos más. Por salud pública vamos.

– Los medios de comunicación. Ya andan haciendo de DRY un fenómeno. Los mismos que pasaron de la cobertura inicial, pero mira tú por dónde se apuntaron a eso de la comunicación 2.0 para vender más, para tener audiencia, sin reflexionar mucho que la interacción horizontal genera respuestas…también preguntas. Algún contertulio está diciendo que se está magnificando el movimiento y sacan la aritmética electoral, tratan a las personas como “electoras” y piden que todo vuelva a su cauce mediante las urnas…y después amnesia. Algunos están colgados de tanta dosis amnésica.

– Los demócratas de toda la vida. Son quienes entienden que tenemos el mejor sistema posible, son quienes están subiéndose por las paredes por las comparaciones de la prensa extranjera con países como Egipto. Son quienes hacen mofa de la autogestión, de las asambleas, de los mecanismos organizativos de los movimientos sociales. Sus sillones se inquietan ante tanto meneo, las corbatas se anudan demasiado y todo por un puñado de perroflautas. ¡Ah! A última hora reconocen más perfiles, es más tranquilizador pensar que una persona jubilada no quiere cambiar el sistema. Me parto.

– Los empresarios. Hoy también se han apuntado. Dicen que con otros medios están, en parte, con la gente en sol. No han leído nada, no se sienten aludidos, ellos no pagan los sueldos, no imponen las condiciones de trabajo, no quieren más flexibilidad, no son ultraliberales, no apoyan la economía capitalista financiera, simplemente podemos contar con ellos para construir otra economía posible. Genial, que se dejen caer, que se tiren el rollo, que suelten prenda.

– Los neocon. Hay un montón de páginas web y teles tdt. Os digo de verdad que es muy recomendable como programas de humor, te partes de verdad, es un alucine escuchar eso de que el psoe está detrás, de los recuerdos al 13M. Una pasada, pero advierto…es como los programas de chistes malos, puedes pasar de la carcajada a la risa, de la risa al espanto, del espanto al cabreo. Lo dicho, en pequeñas dosis.

Pero después de estos reflejos, algo claroscuros, aparecen los colores y es que quien como yo dedico mi compromiso personal, profesional, militante a la educación para la participación (gente de Creando Futuro…pronto el post de nuestro Encuentro Formativo), imágenes como la que encabeza esta entrada, hace que todo cobre sentido, con muchos colores, con mucha diversidad. Con este reflejo me quedo.

Y la Junta General Electoral sin enterarse de nada.

3 Respuestas a “Reflejos de colores.

  1. Juan F. Ojeda Rivera

    Querido compañero Antonio:
    Te agradezco tus reflexiones. También yo, que llevo dedicando ya 35 años de mi vida a enseñar Geografía en las dos Universidades Públicas de Sevilla, tengo tus mismas sensaciones y me siento especialmente orgulloso y pagado viendo a muchos jóvenes creando de verdad un futuro distinto. Nuestra mejor aportación es la de estar con ellos en silencio, confiando en su buenhacer, en su cordura, rigor, seriedad y radicalidad y aprendiendo a darles paso para que sean ellos los artífices del futuro.
    Salud y un abrazo
    Juan F. Ojeda

    • Muchas gracias por tu comentario, estoy contigo al 100%. Demos paso, no intentemos estar en el lugar que no nos pertenece, pero nos podemos situar de forma que podamos apoyar.

      Un abrazo.

  2. Pingback: Reflejos de colores. « Planeta de información asociativa RAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s