De lo mejor que me (nos) puede pasar.

Estos están siendo días -debería decir meses- muy intensos. Todo a nuestro alrededor está lleno de situaciones dolorosas, de medidas que nos hacen ver el futuro con pesimismo, con los de siempre imponiendo a las de siempre sus condiciones, con cifras que te remueven en lo mas hondo como el reciente informe de Save the Children. Cuesta tener motivos para ver la realidad desde otro lado, desde un lugar común que nos acerque a visiones constructivas y esperanzadoras. Cuesta pero las hay. Es cierto que hoy las personas jóvenes lo tienen mucho peor en muchos sentidos, siendo un colectivo muy dañado en el proceso de desmantelamiento del actual modelo hacia la deriva neoliberal, que está dejando en manos del mercado -los de siempre imponiendo a las de siempre sus condiciones- nuestras vidas. Y resulta que nos toca celebrar. Muchas diréis qué momento es este para celebrar qué. Os lo cuento…

Hace ya 10 años que está en marcha la propuesta de Creando Futuro. Lo que empezó como un proyecto en la provincia de Sevilla es hoy una Red de Educación para la Participación juvenil, con iniciativas en Asturias, Bizkaia, Salamanca, Madrid, Badajoz, Sevilla, Huelva, Cádiz y Tenerife. Un hilo Norte -Sur -Norte que nos recorre lleno de complicidades, momentos vividos con esfuerzo y la satisfacción de estar proponiendo experiencias a un gran número de jóvenes, que desde un perspectiva les permita actuar en el mundo en clave transformadora. Transformarse para transformar el mundo.

Lo inaudito es que cumplamos 10 años. En todo este tiempo hemos visto pasar a gentes y proyectos, la mayoría de ellos muy valiosos que se han quedado en el camino. Sin embargo en nuestro caso, han sido 10 años con muchas cosas vividas, con muchos errores, con algunos aciertos, pero por encima de todo, con un acumulado de emociones que son difíciles de resumir en unos párrafos.

Hemos aprendido a respetar los ritmos de cada una, a vivir en la incertidumbre, a que nuestra fidelidad recayera sobre las personas jóvenes, a compartir recursos, a apoyarnos mutuamente, a tener una actitud permanente de aprendizaje, a querernos con generosidad, a poner por encima de todo la necesidad de construir espacios y experiencias de educación para la participación, a respetar la autonomía de los grupos, a trabajar en red…pero sobre todo hemos aprendido de nuestros propios errores.

De lo mejor que me -nos- puede pasar es escribir sobre el 10º aniversario de una iniciativa social transformadora, poder decir que nos mantenemos con vida, que seguimos adelante, que miramos al futuro con mucha ilusión en mitad del caos en el que vivimos. Personalmente he vivido pocas situaciones tan gratificantes como en Creando Futuro. No tenía ni la menor idea en lo que se iba a convertir aquella apuesta y propuesta de proyecto de participación juvenil cuando lo estuvimos diseñando hace ya mas de una década.

Pensar que en algo tienes que ver cuando una persona joven expresa que “le ha cambiado la vida”, que “ven el mundo de otra forma”, cuando se organizan y ponen en marcha colectivos, asociaciones, actividades, cuando observas como sus capacidades para la auto-organización crece, es algo incomparable y también “in-comprable”. Cada reunión, cada acción, cada diálogo, cada lágrima, cada despedida, cada re-encuentro de jóvenes construyendo sus propios caminos, tiene un valor incalculable. Porque cuando la magia de la inteligencia y emoción colectiva entra en juego, nos demostramos que todo es posible y Creando Futuro da prueba de ello. Y se nos olvida que quienes tienen responsabilidad en el diseño de las políticas de juventud o miran para otro lado, o les da realmente igual, o simplemente están en otra cosa, nosotros y nosotras, cada persona dinamizadora, cada joven en cada grupo, sabemos que hemos llegado a este cumpleaños por nuestro propio esfuerzo; nadie nos regaló nunca nada.

Por eso, a las puertas de celebrar el #10AniversarioCF es el momento de darles las gracias a cada una de las personas que han contribuido a que la Red de Educación para la Participación Creando Futuro, sea de lo mejor que me (nos) puede pasar.

5 Respuestas a “De lo mejor que me (nos) puede pasar.

  1. Todo mi respeto y admiración a quienes cada día lo habéis hecho posible durante más de 10 años. Como ya te dije esta mañana: toca seguir haciendo mucho mucho ruido!

    Besos

  2. Lo primero enhorabuena, recuerdo cuando lo contasteis en Gijón Me quedé con la idea de ver si se podía poner en marcha desde la Aso, pero no ha sido posible, al menos hasta ahora.
    ¿? es tan necesario y realmente tan ilusionante…Me dais envidia y sobre todo si se os ocurre cómo “infiltraros” aquí….
    Felicidades y un gran abrazo Gloria..

  3. Pingback: De lo mejor que me (nos) puede pasar. « Redasociativa RAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s