Archivo de la categoría: jóvenes

Un gesto, miles de campañas.

Resulta que el otro día, ante mi estupor, escuché a una responsable de Igualdad de la Junta de Andalucía, decir que el gesto de Alejandro Sanz en México era mucho más eficaz que miles de campañas de sensibilización contra la violencia de género. No daba crédito. Pero resulta que el pasado domingo, en la celebración del Día de Andalucía, la Presidenta de la Junta Susana Díaz, se refirió a este asunto en exactos términos.

Pues creo Susana que no podemos estar de acuerdo. El gesto del cantante es importante, pero no deja de ser un gesto, momentáneo, efímero, ante una situación de flagrante injusticia, aunque se agradece que no se sobredimensionen este tipo de reacciones. A ver si ahora el papel de los hombres será ponernos las capas de salvadores de las pobres mujeres. Creo que el tema es mas que discutible.

Que este gesto además, pueda ser más eficaz que la tarea cotidiana de desmontar el patriarcado, va un trecho. Lo que hasta este momento se ha mostrado eficaz en la lucha por la igualdad, son las iniciativas del movimiento feminista, la organización autónoma de mujeres -y algunos hombres- para trabajar por otras formas de convivencia y relación que superen el heteropatriarcado. Y con ellas las múltiples actividades cotidianas, cercanas, de cientos de profesionales en los Centros de la Mujer, los programas de educación en valores en centros educativos, las iniciativas artísticas y teatrales, la tarea ingente de apoyo psicosocial a las mujeres víctimas de violencia…y otras muchas actuaciones educativas que intentan revertir la desigualdad. Esos mismos servicios y programas que se están viendo recortados en los últimos años, tanto en Andalucía como en otros territorios. No es más eficaz el gesto, es el trabajo serio de cambio sobre la percepción social del machismo. Y en vez de dar las gracias a las profesionales, educadoras y múltiples agentes, en vez de apostar con recursos, de verdad, por la igualdad -incluyendo programas para hombres en las políticas públicas-, resulta que lo que se necesitan son gestos mientras se desmantelan los servicios de igualdad. Ver para creer.

 

 

Anuncios

Somos preguntas.

Hoy no es un día cualquiera. Hoy es un día en el que se demuestra que en ocasiones el compromiso, la profesionalidad, la sensibilidad y la implicación, no son suficientes para que las cosas funcionen bien; hace falta que quienes tienen la responsabilidad de gestionar lo común lo permitan.

Y es que si en todo estos años he tenido la oportunidad de aprender algo, mucho de ello ha sido gracias a las personas que han construido la experiencia de la Casa de la Juventud de Los Realejos. Hasta hoy no he escrito nada para no confundir, para no dar la impresión de que se ha orquestado una campaña. Pero hoy Fran ha dejado la Delegación y ha pasado a otro puesto. Está claro que es amigo mío, al que quiero y que junto a César han sido unos claros referentes para mí, para muchas personas que trabajan en Políticas de Juventud; pero nada comparado con lo que han supuesto para tanta y tanta joven de ese municipio. Y no lo han hecho en soledad, siempre en equipo, dentro y fuera de su espacio de influencia, dentro y fuera de la casa de la juventud, dentro y fuera del ayuntamiento, dentro y fuera de su municipio.

Pero hoy el equipo se ha roto. Delia y César tendrán ahora que hacer frente a todos los compromisos, pero está claro que asistimos a algo difícil de justificar. Si un servicio es un referente estatal ¿Qué motivos hay para romperlo? ¿Qué argumentos técnicos o de eficiencia se pueden argumentar? ¿Cuál es el compromiso con las personas jóvenes y sus familias? De pronto, somos preguntas. Y ahí puede que haya alguna respuesta.

 

Hartas y cansadas: inexplicables reacciones.

Este fin de semana he pasado unos días en Tapia de Casariego (Asturias), donde nos hemos dado cita las gentes de la Red de Educación para la Participación Juvenil “Creando Futuro“, en lo que ha sido  el #PiratasCF de 2014, gracias a la acogida de Fundación Edes. Ha sido muy intenso, productivo y emocionante. Por eso no dejo de preguntarme de donde sale toda la capacidad, energía, conocimientos compartidos, compañerismo, apoyo mutuo, alegría, escucha, por no hablar del apoyo recibido en la campaña de Goteo a nuestra iniciativa por tantas personas, conocidas y desconocidas que creen en lo que hacemos.

Y es que el momento que estamos viviendo, tanto en lo personal como en lo colectivo, es durísimo, es agobiante, es -o debería ser- paralizante. Porque sinceramente estamos hartas y cansadas. Hartas y cansadas de…

Que nos aprieten cada vez más a quienes intentamos sobrevivir en la precariedad e incertidumbre cotidiana, que pisen nuestra dignidad cada día que intentas salir adelante, que nos traten como imberbes con argumentos de marketing para vendernos el humo de la recuperación, que la gente siga perdiendo todo y solo se hable de fútbol, que quienes sufren tengan cada vez mas miedo y quienes se lo llevan calentito salgan de rositas, que nos digan que la gente está feliz en la calle y nos entren ganas de lo peor, que no haya recursos para lo esencial, que la política partidista nos divida, intente pescar en río revuelto, nos pidan el voto pero no nos pidan tomar parte. Hartas y cansadas de que nuestra gente se vaya al paro, pierda techo, no tenga lo mínimo y el miedo se meta en sus huesos, la ansiedad en sus pulmones, las lágrimas en sus ojos. Hartas y cansadas de que no se de valor a nuestro trabajo, se desprecie su utilidad, nos dejemos la vida en ello y encima nos espeten que debemos emprender, innovar, cuando la mayoría del tiempo nadamos sin salvavidas.

Pero resulta que cuando deberíamos estar cada cual por nuestro lado, salvando el pellejo, tirando por la borda todo el lastre que no sirva para pagar las facturas, encuentro a gente que se apoya, se emociona con y desde el trabajo de otras, crea nuevas iniciativas, hace mutar las prácticas cotidianas respondiendo a la realidad, se atreven a cuestionar, dialogar, debatir, aportar, participar. Resulta que veo como me rodean personas que sacan lo mejor de si mismas, se conjuran contra el miedo, se miran a los ojos para vincularse al futuro desde la complicidad de quienes se sienten parte de la misma manada, trabajan sin empleo, construyen sin grúas, montan cosas sin escaleras, caminan sin bastones, saltan sin trampolín. Y eso, de verdad, me parece inexplicable. Inexplicables reacciones de toda la gente que conozco -la lista sería enorme- gracias a las cuales aquí me tienes dando lo que puedo, haciendo lo que se.

Para todas, todo.

Muchas de las personas que me conocéis, sabéis que estamos en plena campaña de crowdfunfing de la Red “Creando Futuro“. Puedes echar un vistazo en esta página: http://goteo.org/project/creando-futuro/home

Personalmente, está siendo apasionante esta aventura de abrir la búsqueda de financiación a todas nuestras redes, para la elaboración de los materiales pedagógicos de nuestra propuesta de Educación para la Participación Juvenil. Las respuestas me ponen los vellos de punta, porque siento que, después de tanto tiempo en donde nos ha pasado de todo con este proyecto, hay muchas personas que lo hacen suyo, que se lo apropian y parece que hubiera que tenido que pasar 10 años para que esto sucediera. Por encima de todo, me emociona el apoyo de gentes que creen en la propia gente joven, en que nuestro trabajo consiste en facilitar las experiencias para que ellas y ellos sean personas autónomas, vuelen alto, hagan de la transformación de su realidad una apasionante aventura colectiva.

Ahora que las políticas de juventud se sitúan a la cola de las prioridades de inversión de las administraciones públicas, ahora que los recortes se han cebado contra los maltrechos presupuestos de las áreas de juventud municipales, ahora que asistimos al despido de cientos de personas técnicas de juventud, ahora que necesitamos defender nuestros derechos como nunca, ahora es cuando pedimos y te pedimos que te apropies de nuestra propuesta, que la hagas tuya.

Nuestra apuesta es sencilla: un itinerario de educación para y en la participación con personas jóvenes, un conjunto de herramientas que te servirán, tanto para su desarrollo en tu contexto, como también de caja de herramientas para intervención con personas jóvenes. Porque no nos dejaremos nada en el tintero, porque es el momento de socializar las metodologías, poner en común las intervenciones, compartir las prácticas. Es el momento de que si eres una persona técnica de juventud, profesora en secundaria, en programas de intervención en barrios, en iniciativas de innovación social, en organizaciones no gubernamentales, asociaciones juveniles o en cualquier medida que trabajes -de forma profesional o voluntaria- con personas jóvenes en tu quehacer directo, para todas vosotras, todo nuestro trabajo de estos mas de 10 años. No queremos dejarnos nada en el tintero, apostamos por la colaboración a tope, ese es nuestro compromiso; tú nos ayudas a convertirlo en realidad y nosotras, la gente de la Red Creando Futuro, compartimos todo y cada uno de los aprendizajes, técnicas, herramientas, enfoques, aciertos y propuestas acumuladas.

Ahora mas que nunca, para todas…todo.

 

De lo mejor que me (nos) puede pasar.

Estos están siendo días -debería decir meses- muy intensos. Todo a nuestro alrededor está lleno de situaciones dolorosas, de medidas que nos hacen ver el futuro con pesimismo, con los de siempre imponiendo a las de siempre sus condiciones, con cifras que te remueven en lo mas hondo como el reciente informe de Save the Children. Cuesta tener motivos para ver la realidad desde otro lado, desde un lugar común que nos acerque a visiones constructivas y esperanzadoras. Cuesta pero las hay. Es cierto que hoy las personas jóvenes lo tienen mucho peor en muchos sentidos, siendo un colectivo muy dañado en el proceso de desmantelamiento del actual modelo hacia la deriva neoliberal, que está dejando en manos del mercado -los de siempre imponiendo a las de siempre sus condiciones- nuestras vidas. Y resulta que nos toca celebrar. Muchas diréis qué momento es este para celebrar qué. Os lo cuento…

Sigue leyendo

A lo claro…

Resulta que después del día de ayer, anda el personal dándole vueltas a la comparecencia de Mariano. La verdad es que las palabras al respecto se convierten en confusas. El caso es que la mentira forma parte del quehacer cotidiano, pero sobre todo, es sonrojante el circo, la pantomima, el bullicio, tanto en las salas donde se congregan sus “señorías” como en el eco mediático que resuena. Cada medio escribiendo al dictado (fin de la cita). Fin de la cita ha llegado para quedarse.

Pero el caso es que prefiero las cosas a lo claro. Me gusta que los rodeos se den cuando no encuentras algo, nunca para decir las cosas. Me gusta que las personas digamos lo que queremos con claridad, porque la literatura, la poesía es una cosa y la vida cotidiana, los retos a los que tenemos que hacer frente, la realidad en definitiva otra.

Mostrando la dignidad que hay en el Polígono Sur de Sevilla…

…O pidiendo una licencia para el baratillo en Cádiz…

Así, a lo claro, para que todo el mundo lo entienda. Me gusta.

Re-inicia ParticiPasión

De vuelta del VII Encuentro de Educación para la Participación (seguimiento #VIIEPA), de nuevo me enfrento a la realidad cotidiana, a las tareas e impulsos de lo urgente, pero con otra mirada renovada. El Encuentro sigue siendo la parada necesaria para cuestionar formas de hacer y sentirnos en los procesos participativos, para coincidir con otras y hacernos un lavado interno de nuestras ideas y retos.

Imagen

Ha sido como siempre un espacio intenso, tanto en confluencias como en propuestas, pero por encima de todo, siento que ha sido un espacio de búsquedas compartidas, un espacio necesario y recomendable, pues creo sinceramente que preguntarnos colectivamente sobre qué nos tenemos que preguntar ha sido un enorme ejercicio de puesta a punto del quehacer diario. Un espacio para la sorpresa y el cuidado, pues en todo sus aspectos creo que hemos construido un lugar desde el no-lugar, pero situando el foco en las personas, en las emociones y en las prácticas actuales, sin dar de espalda a la realidad, sin escamotear contradicciones, rompiendo estereotipos y fórmulas monolíticas. La apertura a otras disciplinas como estrategia para el futuro así lo confirma.

Quienes allí nos vimos -y muchas otras personas que forman parte, pero no pudieron asistir- hemos definido un camino que no se reduce a un Encuentro más, por significativo que para muchas de nosotras sea. Hoy, después de siete Encuentros, desde aquel primero en Cádiz en el año 2004, creo que hemos dado el paso definitivo hacia el Espacio Colectivo de Educación para la Participación y en ello tienen mucho que ver todas las personas que han participado en el equipo promotor del Encuentro, las personas que han realizado los 9 talleres previos en 9 territorios diferentes, las personas que han acudido y puesto sobre la mesa sus iniciativas, sus deseos y proyectos en marcha, que han compartido desde una actitud de aprendizaje y disfrute, que nos han brindado sus testimonios, que se han despojado de clichés, todas y cada una de las personas que han tejido la red de complicidades que nos une, que han hecho posible que exista un lugar para compartir con otras desde la confianza, la horizontalidad y el cuidado. Se Re-Inicia ParticiPasión y me siento muy dichoso por poder formar parte de ello.

2012

Intered, El Villamartín que queremos, Equipo CRAC, El poder de la ciudadanía, Sinergias, Bolunta, Fundación Apy, Asociación de Mujeres de Órgiva, Asamblea 15M, Huelga General, Ayuntamiento de Puerto Real, Intermón Oxfam, Pobreza Cero, IAAP, Universidad de Sevilla, Creando Futuro, Ayuntamiento de Los Realejos, Fundación Esplai, Els Juliols, Torre Jussana Ayuntamiento de Barcelona, Ayuntamiento de La Llagosta, Xarxantoni, Tramallol, Huérmeces del Cerro, Caños de Meca, Univerde, Escuela Virtual de Asociaciones, Espacio Libertario Malagueño, Ayuntamiento de Leganés, Ayuntamiento de Arona, Ayuntamiento de Quart de Poblet, Alboan, ciberactivismo, Congreso de Voluntariado, Plataforma de Voluntariado de Badajoz, Democracia Digital Anadalucía, Corralas, Foro de Hombres por la Igualdad, Arquitecturas Colectivas, La Innovadora…y todas las personas que durante este año me han acompañado en el camino. Que el 2013 nos junte en algunas causas y nos crucemos para compartir.

Salir del armario.

Hoy es un día especial. El Tribuna Constitucional da marcha atrás al recurso contra el el matrimonio de las personas del mismo sexo. Hoy mi recuerdo es para todas aquellas que durante años no han caído en la resignación, en los armarios del alma, en las cárceles del prejuicio y nos han dado lecciones de valentía, de dignidad y de igualdad.

Hoy es un día especial. Políticos se encierran para hablar de desahucios, para llegar a cuerdo para impedirlos. Deberían abrirse y darse un paseo por uno de ellos, pero ya se sabe cómo se las gastan en el parlamento. Hace un par de años, le cuentas a alguien que después de echar para atrás la dación en pago y de los miles de personas afectadas sin derecho a techo, un día como hoy la situación iba a ser calificada de “inaceptable”, nos diría que estamos soñando.

Porque hoy es un día para las personas que sueñan. Pero mi recuerdo también es para quienes siguen escondidas, quienes niegan y se niegan la realidad por vergüenza, por pudor, porque no estamos preparadas para decir con claridad que somos pobres, que nos echan por no tener empleo, porque todavía nos hacemos responsables absolutos de todo cuanto nos sucede, porque hemos crecido cargando unas enormes alforjas, pesadas de culpa.  Eso nos daña y nos aísla. Por eso hay quien dice que se “muda” a sus vecinas, o se tira por un balcón, o esconde su amor por otra persona, o separa sus manos por la calle al cruzarse con la gente.

Así que hoy día de señalar que tenemos un antídoto contra la desesperanza. Posiblemente seas tú que estás leyendo esto. Porque voy descubriendo que el antídoto tiene nombres y apellidos, son la personas que nos rodean, que nos quieren, a quienes queremos, son nuestros vínculos y son nuestros vínculos en acción quienes, a pesar de los discursos grandilocuentes neoconservadores, están haciendo que este mundo cambie en la dirección de la justicia social y la igualdad.

Hoy es un día contra la desesperanza gracias a personas que han impedido un desahucio desde temprano, han unido sus manos con otras, han soltado una lágrima mientras gritaban “Sí se puede”, han abrazado a compañeras conocidas y desconocidas, han colgado su comentario en redes sociales, han vuelto a la asamblea, han coreado consignas, y esas otras que han colgado un arcoiris en su balcón, han vivido su amor en libertad, han luchado contra prejuicios y violencias en su casa, en los trabajos, en la calle…hoy es un día contra la desesperanza. Tenemos la certeza de que solo desde la solidaridad y el apoyo mutuo podemos cambiar las cosas de fondo, pero hay un paso previo: salir del armario.

1.058 Kilómetros…no son nada.

Andaría el año 1998 cuando Fernando de la Riva me invitó a conocer una experiencia y sobre todo a unas personas que en la ciudad de Cádiz, estaban poniendo en marcha un proyecto con el que podían generarse colaboraciones y trabajos complementarios. No se me olvidará aquel primer contacto en la plaza San Juan de Dios, pues buena parte de lo que fui haciendo en años posteriores estuvo marcado por ese encuentro. Cada una de las personas que allí conocí, influyeron decididamente en mi conexión con el CRAC, pues en realidad era el vínculo con ellas lo que me decidió a dar pasos en el sentido de integrarme en eso del “Centro de Recursos”. Estoy hablando de los inicios de la Asociación EQUA, en el local de calle Ángel, donde construimos y soñamos tantas cosas.

Es imposible imaginar lo que hoy es el tejido asociativo gaditano, también andaluz por la implicación que tuvieron algunas de estas personas en el impulso del entonces MRG (Movimiento de Resistencia Global), la Red Dos Orillas; es imposible entender el abordaje integral de las personas con discapacidad sin los aportes conceptuales y metodológicos que EQUA ha impulsado en todos estos años. Es imposible entender la economía social sin sus prácticas. No seré yo quien haga un relato pormenorizado, te animo a que seas tú quien indagues en sus proyectos, porque es que el corazón me puede. Y con todo el corazón pido que colabores con su campaña para que los recortes no acaben con una historia que, además de útil y necesaria, cuenta con un indudable grado de compromiso social por parte de de quienes la llevan adelante. Impidamos que pasen a la invisibilidad.

Pero a 1.058 kilómetros está la Fundación Edes, en el Occidente Asturiano. Sin ellas hoy no existiría la Red de Educación para la Participación Juvenil “Creando Futuro“. Son personas que suponen mucho en mi aprendizaje, en mi crecimiento, de las que aprendo cada día y a quienes debemos que sigan al pie del cañón superando muchas dificultades, haciendo una labor que parece imposible en muchos casos.

Por eso ahora siento que 1.058 kilómetros no son nada, porque existe el hilo invisible de solidaridad, compromiso y prácticas transformadoras que hacen ya otro mundo posible.