Archivo de la categoría: organizaciones

¿Hasta dónde va a llegar?

Mucha gente me pregunta y se pregunta hasta dónde va a llegar la ola generada por el tsunami 15M. Mucha gente está esperando a ver cómo llega el día en donde se proclame el final de una era. Mucha gente está observando como se ocupan edificios, se paran deshaucios, se organizan caceloradas, se multiplican los grupos de consumo, aumentan las jornadas de trueuqe, nacen monedas sociales, se organizan comisiones varias, se realizan asambleas, se realizan  convocatorias simultáneas sobre diversas causas, desde diversos espacios, confluyendo personas que canalizan sus energías de transformación desde lugares diferentes (asociaciones, ong’s, 15M, colectivos, grupos…etc.).

Creo que el final está aquí, en nuestro presente. Ya se acabó todo, he llegado a la conclusión de que estamos asistiendo al fin…

Sigue leyendo

Relatoría de urgencia.

Es esta una relatoría de urgencia, de impresiones todavía vivas de la Jornadas de Activistas que, promovidas por Ayuda en Acción, se han celebrado este fin de semana en Mollina (Málaga).  A modo de diario, casi telegráfico, anoto mis impresiones para que algunas personas que han sido compañeras en este viaje, sepan qué ocurrió allí…

Sigue leyendo

Sembrando vínculos.

La semana pasada pude participar con la gente de la Fundación Edes en algo que me parece metafórico para despedir este año 2011. Resulta que el temporal de viento que asoló el occidente asturiano se llevó por delante los invernaderos que forman parte de la finca El Cabillón y donde personas con capacidades diferentes realizan trabajos de agroecología. Se convocó una brigada para recuperar los invernaderos y resulta que, como era de esperar, en una sola tarde realizamos el trabajo previsto, debido a la cantidad de gente que por allí apareció. Tuvimos que desconvocar a golpe de teléfono para que no se presentaran más personas porque el trabajo ya estaba hecho. Eso fue posible porque en esa finca lo que se siembra no son solo legumbres, sino vínculos solidarios, porque hacen posible que el destino de muchas personas con discapacidad esté unido al del resto de su comunidad, porque en cada recodo se siente la ternura, el compañerismo y la semilla de otro mundo que está siendo. Por eso, cuando lo necesitaron se encontraron con el fruto de lo sembrado. Un viento no ha podido con las complicidades y el apoyo mutuo que a veces nos pasa desapercibido. Por eso, en un día como hoy donde se han anunciado recortes históricos, me gustaría acabar el año con esta imagen.

Pero también con la lucha de Parke Alkosa, con todas y cada una de las personas, grupos y experiencias con las que he tenido la oportunidad de sembrar vínculos en las calles y plazas recuperadas, aulas y espacios compartidos. A todas…feliz 2012 rebelde.

El mundo que está siendo posible.

Andan esta semana los medios oficiales, no oficiales, empresariales, alternativos, internautas y demás llenando de comentarios y análisis de dos noticias principalmente: el debate (¿?) y las primas de riesgo (esto deberá tener una entrada específica).

Pero en esa otra realidad, la cotidiana y de las pequeñas cosas, las dinámicas son diferentes. Ahora ya no nos preguntamos qué podemos hacer por cambiar las cosas, ahora lo hacemos; ahora no nos quedamos de brazos cruzados esperando que un líder carismático resuelva los problemas, ahora nos ponemos en marcha sabiendo que las posibles soluciones o las construimos colectivamente o no serán; ahora no dedicamos energías en luchas de poder dentro de organizaciones cerradas, ahora nos mezclamos con otras con objetivos, valores y prácticas similares; ahora ya no buscamos la uniformidad, ahora gestionamos la diferencia.

Por ello, hay iniciativas que te hacen sentir que otras formas de organización y trabajo colectivo son posibles. Sin descartar las dificultades y obstáculos, observo que existe una gran diferencia respecto a otros momentos. Las piedras en el camino no paralizan, sino que somos más conscientes de que forman parte del recorrido por cubrir, que son etapas a las que nos debemos enfrentar desde la conciencia plena de que son superadas. Y además, que tenemos todo por aprender, que el bagaje que traemos en nuestras alforjas no resuelven todas las situaciones a las que nos enfrentemos, que nuestros miedos e inseguridades al poner en marcha nuevas formas de relación son parte del mundo por nacer. Ahora no nos quedamos esperando en la sala de espera a que nazca. Ahora tenemos plena conciencia de que ese otro mundo ya está aquí.

Por ello, la creación de una Red de personas productoras, consumidoras (comensales dice Marta), artesanas en Sevilla es una de esas iniciativas que te hacen sentir parte de el mundo que está siendo posible.

Combinaciones.

La democracia combina mal con los mercados, o eso parece que está ocurriendo con la consulta griega. El amor combina mal con el matrimonio. El machismo combina mal con la igualdad. El capitalismo combina mal con la felicidad. El armamento combina mal con la vida. La autoridad combina mal con la libertad.

La gente joven combina bien con el 15M, y las personas mayores abiertas también. Las ocupaciones combinan bien con el movimiento y cada vez hay más espacios recuperados y en este juego de combinaciones, el nuevo estallido social conecta con los movimientos antagonistas del presente pasado. Combina bien Tintín y mi amigo Fernando.

Combina bien la diversidad con el futuro, la utopía con con el presente, la libre expresión con internet. Combina a la perfección la idea de democracia radical con la ausencia de representantes, las asambleas con personas desprovistas de etiquetas. Combinan bien los medios alternativos con la expresión de otro mundo que está siendo posible. Cada cual puede hacer sus combinaciones.

Y en este día de otoño que parece el norte en el sur, combina bien la música de nuestro amigo Stanley Samuelsen, que nos lleva en sus notas hacia el norte de la amistad.

No me representan…bajo sospecha.

No me representan…quienes hacen chistes que denigran a las mujeres, quienes no paran de hacer comentarios machistas buscando complicidad, quienes insultan en plena calle y enciman creen que eso gusta, quienes creen que ser hombre significa hacer lo que te de la gana. Esos no me representan, así que quienes son capaces de utilizar la violencia extrema -las anteriores situaciones también lo son- y quitan la vida a sus parejas porque las consideran de su propiedad no digamos. No me representan y tú que me lees es probable que respondas que a ti tampoco. Pues tienes una oportunidad de decirlo alto y claro, de posicionarte contra la violencia machista como hombre. También de adentrarte en el camino de cambio y transformación para despojarte del patriarcado que recorre nuestros huesos…en eso andamos, no es fácil pero muy satisfactorio.

Y es que creo que debemos indignarnos los hombres contra la violencia machista, auténtico terrorismo cotidiano que merece nuestra repulsa tajante, sin fisuras para la construcción de otro mundo posible, inconcebible si no es en igualdad. Así que dilo de una vez, no te calles. Estás en contra de la violencia machista, como yo y como muchos otros que salimos del armario para hacer frente común con las mujeres, siguiéndoles los pasos que han forjado desde el movimiento feminista.

Si, feminista ¿Qué pasa? ¿No te suena bien? Claro, es que hay muchos tíos que escriben por los periódicos ejemplo de la objetividad y la información, contra el movimiento feminista, misóginos que les va el puntito “malote” de lo políticamente incorrecto, cuando lo que les sale es mucha mala leche. Este es un ejemplo de lo que hablo y este otro…y bueno, no voy a seguir, pero el caso es que ahora me encuentro en situaciones donde no salgo de mi perplejidad: un ejemplo de ejercicio de la libertad, del librepensamiento, de integridad, de ir contra corriente es denigrar al movimiento feminista y de camino a la condición de las mujeres, con la impostura de varón aguerrido, a la contra y que lucha contra las “imposiciones” igualitaristas. Encima se manifiestan como hombres contra leyes “totalitarias” que imponen las feministas, son hombres contra la igualdad. Pues bueno, estamos los otros y saldremos a la calle y haremos manifiestos y nos pondremos lazos blancos y organizaremos ruedas contra la violencia y nos juntaremos con las compañeras, las de nuestras vidas y las de nuestra comunidad para trabajar por la igualdad desde la igualdad.

Porque quiero decirles a todos esos hombres, los que escriben columnas en la prensa, los que están en los bares, los conciertos, el trabajo, el autobús, el metro, la gasolinera, la asociación…”de hombre a hombre” que quiero un mundo donde mi hija no se sienta amenazada cuando regresa por la noche a casa, que no quiero sentir la prevención o el miedo de ninguna mujer cuando camino a sus espaldas, que no quiero ser considerado un peligro por mi condición de hombre. No quiero estar bajo sospecha.

Luces, cámara…aCCIón!!

El día 11 de mayo escribía que prefería “girar la luz del foco hacia otro lado“. Hoy parece que ha pasado mucho tiempo, pero es nada, casi nada. Y desde entonces los niveles de articulación de otro discurso, las asambleas, las marchas, las acciones no han parado. Y el sábado 15, después de 5 meses…más. Así que si te faltan argumentos, te paso algunos. Porque ahora las luces están donde deben estar: luces, cámara..ACCIÓN! Y el 21 manifestación contra la violencia machista.

15 razones para seguir indinad@s en madrilonia.org

Tránsitos en colectivo.

Acaba de finalizar el Encuentro Estatal de Creando Futuro. Grupos de gente joven de Asturias, Madrid, Sevilla, Cádiz y Tenerife, han compartido en Teverga un fin de semana muy intenso. Como siempre, se han puesto en común las opiniones y propuestas sobre los diferentes temas abordados desde el proyecto: Salud, Género, Empleo, Exclusión Social, Educación, Medio Ambiente, Interculturalidad, Globalización y Participación. También se han trasladado las actividades y claves para la participación juvenil que los diferentes grupos han definido en función a sus experiencias. Muchos han sido los momentos para compartir, divertirse, trabajar…también las personas dinamizadoras y de la Red hemos tenido un espacio para intercambiar sobre nuestras diferentes realidades, la articulación del conjunto de la Red y los retos a los que nos enfrentamos para la sostenibilidad de esta iniciativa en tiempos de crisis.

Muchos han sido los momentos en los que hemos tenido oportunidad para contrastar puntos de vista, visiones diferentes sobre metodologías, herramientas, pero sobre todo hemos escuchado a la gente joven de Creando Futuro. Después del trabajo y esfuerzo que han realizado para poder llegar al Encuentro, como se han organizado y trabajado para conseguir recursos y apoyos, la experiencia no les defraudó, ha sido un éxito…¿El secreto? Una actividad que culmina un proceso de crecimiento colectivo, con protagonismo y participación máxima de la gente joven. Definir, gestionar y organizar sus propias iniciativas es parte del aprendizaje para la participación que promueve Creando Futuro.

Pero en esta ocasión, dos han sido los aspectos diferenciales respecto a otros Encuentros y la verdad, después de despedir a los autobuses que en este momento se dirigen a sus destinos, no dejo de dar vueltas. El primero es que la conexión y vínculos afectivos se han visibilizado de una forma que hasta ahora no conocíamos. Estamos incorporando las emociones como parte clave en los procesos participativos, pero nunca en los Encuentros de Creando Futuro hemos vivido de manera tan abierta la expresión de estos. Pienso en que esta generación tienen superadas más cosas de las que nos imaginamos, mientras transitan: hacia la edad adulta, en el sistema educativo, en los barrios y pueblos, en pandillas y amores, viviendo con intensidad el presente. Otro aspecto son las propuestas que nos trasladan para desarrollar en sus entornos: ya no predominan la expresión cultural, el ocio y el tiempo libre, sino la recogida de juguetes, las acciones de voluntariado y búsqueda de recursos para personas en situación de exclusión. Y es que la crisis está haciendo mella en muchas vidas provocando reacciones múltiples, entre otras las de la gente joven que están realizando su propio tránsito, pero en este caso es un tránsito solidario y sobre todas las cosas colectivo.

La espada, la pared…

Foto: elmundo.es

Estos días he trabajado con personas técnicas de participación ciudadana (y otros servicios) de diversos Ayuntamientos de Andalucía. El curso promovido por la FAMP ha sido intenso, hemos tenido oportunidad de compartir las distintas realidades en las que desarrollan los programas e iniciativas de fomento de la participación y ayer tuvimos la oportunidad de generar un debate sobre lo metodológico, lo político, lo divino y humano.

De nuevo puedo comprobar que las claves que se construyen para el desarrollo de procesos de participación, son muy similares a las de otros espacios (asociativos, organizativos…). No es cuestión de procedimientos ni protocolos, las personas técnicas que desarrollan funciones de promoción no son ajenas a los tiempos y situaciones que vivimos, muy al contrario, tienen la experiencia y capacidad de promover iniciativas de máximo interés para la construcción de democracias participativas, en estos tiempos de recortes e incertidumbres.

Empezando por ellas mismas, pues las condiciones de precariedad en la que operan son alarmantes, el devenir político es la marea con la que tienen que navegar, la desconfianza sobre la utilidad de sus propuestas por parte de responsables políticos, la utilización clientelar de parte del sector asociativo y la cuerda floja en la que cuelgan sus contratos hace que el panorama no sea muy halagüeño. Sin embargo no renunciar a los retos a los que se enfrentan, donde señalan:

– el fomento de la participación de la gente joven,

– construir un nuevo modelo de relación entre Ayuntamientos, ciudadanía y tejido asociativo.

– el hacer el máximo con menos recursos.

– las herramientas, técnicas y proyectos para otra participación posible.

…Y para ello el compromiso y trabajo con y desde la gente.

Pero hay algo que me preocupa y es la tierra de nadie, la incomprensión de su figura por parte de algunos sectores ciudadanos que les asemejan con el color político que gobierna. Por otro lado, la insistencia de los equipos de gobierno en no reconocer el papel de aporte metodológico que pueden desarrollar, derivándoles hacia tareas que poco tienen que ver con la interlocución ciudadana (miedo a la participación). Entre la espada y la pared, con la incomprensión como resultado.

Sin embargo, bajo mi punto de vista, necesitamos generar estas complicidades, entender que pese a la difícil situación de recortes, pese al papel de mediación que ocupan les necesitamos y pueden ser de enorme ayuda para la construcción de otro mundo posible. Hay que aprovechar el bagaje y experiencia, las capacidades y conocimientos de quienes trabajan desde lo público al servicio de la participación. Por ello, desde los nuevos espacios, movimientos y colectivos, debemos hacer fácil esta relación de la que muchas podemos ganar. Desde la comprensión y el reconocimiento mutuo. Ideas no faltan, sólo es necesaria actitud.

Post post: mañana empieza el Encuentro Estatal de Creando Futuro en Asturias. Otro sueño hecho realidad creciente…

Hacia dentro, hacia afuera…

En los últimos días dos situaciones que he vivido me están haciendo pensar, no dejo de darles vueltas y os quiero hacer partícipes de ellas.

La primera tiene que ver con lo que se está moviendo en organizaciones tradicionales, en sindicatos, en asociaciones de vecinos y vecinas, en ong´s. Después del 15M podemos darle forma, verbalizar, poner ejemplos sobre organizaciones abiertas, sobre mecanismos de participación directa, sobre estructuras flexibles. Mi intención nunca ha sido sacralizar al 15M, pero desde luego si intento que sirva de referente sobre otras formas de participación posible. Y es que esas formas, esas maneras se empiezan a encontrar en otras organizaciones más allá de sus estructuras, de su pasado y de las indudables dificultades para el cambio, la renovación. Una muestra de ello tiene que ver con lo vivido con Surgentes, jóvenes de UGT que operan en códigos poco reconocibles por sus cúpulas. Por dentro de muchas organizaciones de toda la vida, allí en donde se encuentran las personas, reconocemos la energía transformadora (amor lo llama mi amiga y compañera de la asamblea del 15M de Mairena, María). Está dentro, está en las entrañas, está en las personas. Esto me hace distanciarme de las estructuras, de las siglas y acercarme a las personas en un ejercicio de reconocimiento de mis propios prejuicios, de mis barreras, de mis dificultades y ser consciente de todo el trabajo personal que me queda por hacer.

La otra idea que me ronda, tiene que ver con el debate sobre el apoyo o no a diferentes convocatorias por parte de diferentes organizaciones y espacios de lucha social, en función de quiénes y en qué momento se realizan. En este otoño donde se trasladan tantas y tantas fechas,  causas y motivos para tomar la calle, se debaten los juegos de las alianzas, con todo lo que ello conlleva de puesta en común de prejuicios y de identidades que se refuerzan más sobre la oposición que en la construcción. Si nos ponemos, a cada convocatoria les podemos sacar un buen listado para no apoyarlas, si en lo que nos fijamos es en lo que nos diferencia. Y es que no es posible encontrar la entidad, causa y organización que refleje al 100% la manera que tenemos de ver el mundo. Así que hay un ejercicio hacia afuera de pluralidad y sobre todo de comprensión de otras formas de hacer lucha social y política, basada en el diálogo y la comunicación, en la escucha y el debate. Si buscas tu par, es posible que te quedas sola. Si buscas complementariedades es posible que encuentres más de una. Hoy más que nunca la heterodoxia es necesaria. Atreverse, imaginar nuevos escenarios, llevarlos a escena, hacia adentro, sin renunciar cada cual a su identidad…y soñar hacia afuera como hace José Saramago.